office-820390_1920

Vamos a poner una situación en la que realizamos una búsqueda en internet, en la que buscamos ¿cómo hacer que mi página web funcione? seguramente encontraremos una gran cantidad de artículos hablando sobre la importancia de nuestra imagen digital, con una extensa serie de consejos, sin embargo; en su mayoría estos no aplican para todos, si no para aquellos que tienen ciertas nociones del tema y que gracias a estos consejos puedan complementar sus conocimientos; no son muchos los que van dirigidos al usuario inexperto, es por ello la importancia que le doy a redactar este artículo que va orientado hacia esas personas que no piensan complementar sus conocimientos, si no que esperan tener una idea más clara de lo que deben – o no deben – hacer para mejorar su imagen y por lo tanto, su popularidad en Internet.

La importancia del diseño web

En un principio hay que saber que es importante que nuestra web tenga un buen diseño, aunque este no afecte al SEO (Posicionamiento en buscadores), y también que debe contener un aspecto profesional y una correcta estructuración. Lo último quizás sea tanto o más importante que la imagen de nuestra ubicación física.

En el caso de los PYMES (Pequeña y mediana empresa) nuestra ubicación física se reduce a un local con una concurrencia limitada y aun así nos tomamos las molestias de embellecerlo porque no queremos que las personas que lo vean se queden con una mala impresión de nosotros; en Internet es lo mismo, multiplicando por millares los ojos que alcanzan – o pudieran alcanzar – a ver nuestra web, de ahí su importancia.

En este caso la principal recomendación es recurrir a un profesional que pueda darnos la imagen adecuada a nuestra web, de la misma forma que si quisiéramos dar un aspecto profesional a nuestra oficina seguramente recurriríamos a un decorador de interiores. Intentar hacerlo nosotros mismos sin los conocimientos necesarios nunca es una buena opción si esperamos óptimos resultados.

Presencia en redes sociales

¿Es aconsejable tener un perfil en Facebook, Twitter, Google Plus, LinkedIn y así un largo etc.? Por supuesto, las redes actualmente tienen una gran influencia en el SEO, pero antes de dar el paso debes hacerte una serie de preguntas:

¿Vas a atenderlos debidamente? Una red social es una vía de comunicación con el cliente que nos dará un impulso extra a nuestra reputación digital; si das de alta 5 perfiles vas a tener 5 medios por los que tus clientes pueden conocerte y contactarte ¿estas dispuestos a revisar constantemente los 5 perfiles para responder a todos y cada uno de tus clientes que escriben en estos? Porque esto es algo que aplica tanto en internet como en el comercio tradicional: Nada molesta más a un cliente que no ser atendido. No se trata de tener prestigio en Internet, como algunos dicen; que bien o mal estén hablando de ti, es hablar de ti, no en este caso; y me atrevería a decir que en todos los casos se trata de tener buen prestigio, el que hablen bien de ti y que por eso sea conocido tu negocio.

¿Vas a utilizarlos con la finalidad para lo que fueron creados? Que Pinterest, Instagram o YouTube sean unas increíbles fuentes para compartir y promocionarte a través de contenido multimedia no implica que debas crear una cuenta si no vas a utilizarlos correctamente. Pinterest o Instagram son redes sociales orientadas a imágenes, si eres un diseñador gráfico, fotógrafo o realizas regularmente una serie de eventos que deseas documentar en forma de galería fotográfica puede ser una buena idea crear un perfil; si por el contrario no tenemos nada propio que aportar a la comunidad es mejor olvidarse, pues copiar contenido ajeno es algo que nos va a dar una reputación negativa.

Esto mismo también aplica para YouTube, con la diferencia que en esta red se comparte contenido en formato de video y cabe mencionar que es un medio publicitario que va en alza, con un elevado porcentaje de éxito puesto que cada mes, más de mil millones de usuarios miran más de seis mil millones de horas de videos de YouTube (datos ofrecidos por Google), lo que representa una gran cantidad de clientes potenciales que se encuentran tanto en sus hogares como sobre la marcha; pero repito, siempre y cuando se utilice correctamente:

  • Si vas a dedicarle el tiempo y los recursos para elaborar un video publicitario puede ser una gran idea invertir en publicidad dentro de YouTube.
  • Si vas dar de alta un canal en YouTube para subir una serie de entrevistas o video tutoriales también puede ser una gran idea.

Si por el contrario piensas dar de alta el canal para subir material intrascendente o extraído de otros canales nuestra reputación caerá por los suelos, siendo mejor no haberlo dado de alta desde un principio.

Dicho de forma resumida, es preferible tener buena presencia en 1 red social que “estar presentes” en todas.

El contenido sigue siendo el rey

Toda página debe ser actualizada permanentemente, de esta forma será más interesante tanto para los visitantes como para los buscadores, pero los contenidos que publiquemos deben ser contenidos de calidad; no sirve publicar una nota de prensa o una carta del director avisando que estamos en una feria solo para cubrir el expediente. El desarrollo de contenidos comporta tiempo y esfuerzo, pero es vital para conseguir resultados.

Una página web creada 100% con contenido comercial es un error muy común; es importante combinar contenido comercial con contenidos informativos. Las visitas a nuestra web no siempre van a comprar (ya sea un producto o un servicio), también van a informarse y hay que darles contenidos que den un valor añadido o que aporten algo, pues de lo contrario, no van a repetir la visita.

Esto significa que para el desarrollo de contenidos es importante tener una metodología que establezca plazos, responsables, temáticas que se van a desarrollar etc. y esto es algo que también aplica para las redes, donde igualmente se debe definir una metodología.

La importancia del logo

Quise dejar para el final el que considero uno de los puntos más delicados, y lo considero delicado por qué a veces lo vemos como si de un hijo se tratase, algo inamovible. Esto es algo que obviamente no va dirigido a quien pueda permitirse el lujo de contratar un asesor de imagen y un estudio de diseño gráfico, si no para la mayoría de PYMES que inician sus negocios con un logo sin una planificación previa, concebidos por uno mismo con unos escasos conocimientos en Corel, o peor aún, por el famoso sobrino que sabe de computación, la representación corpórea de la antítesis de todo profesional que se precie.

bigstock-shocked-computer-nerd-1520709

¡MAL! El logotipo es el equivalente de la empresa o producto que simboliza y su misión es permanecer en la mente de las personas como agente vendedor.

El logo debe ser sencillo, no hay que recurrir a imágenes complejas; debe ser una imagen con el poder suficiente como para permanecer grabado en la memoria de las personas. Tenemos por ejemplo logos como el de Coca Cola, McDonald’s, Google, Nike o Adidas que tienen un denominador común: Son sencillos.

El logo debe ser versátil, piensa que vas a utilizarlo en diferentes medios: Cartelería, tarjetas de presentación, páginas web, folders y si eres afortunado, quizás en una elegante placa metálica en la fachada de nuestra oficina. Si el logo no puede verse bien en blanco y negro y no dispone de variaciones para colocarse tanto en formato horizontal como vertical, sencillamente está mal diseñado y deberías considerar que es momento de hacer un cambio de imagen.

Un logo bien diseñado carece de espacios muertos, y aclaro, hay una gran diferencia entre un espacio negativo y un espacio muerto. Un espacio negativo, aunque no tenga información relevante o sea un espacio en blanco, también es un elemento de la composición con el propósito de evitar distracciones y facilitar la lectura; un espacio muerto es simplemente ese espacio que dejamos en blanco porque no supimos cómo aprovechar y que en muchas ocasiones puede incluso estropear el diseño al utilizarse en los distintos medios.

Nuevamente no hay una recomendación para que pueda realizarlo uno mismo, la recomendación es siempre recurrir en primera instancia a un servicio profesional; en la actualidad el diseño y desarrollo de logos es un servicio al alcance de todos si acudimos con la persona indicada.

Por último, solo me queda recordar que, si necesitas asesoramiento, disponemos – entre otros tipos de servicio que ponemos a tu disposición – del plan Digital Manager con pagos por mensualidades sin compromiso de permanencia en el que nuestros profesionales pueden ayudarte a planificar y mejorar tu imagen en Internet, ya sea que tengas tu página alojada con nosotros o simplemente necesites de un impulso extra.

Autor: Javier Ocampos

Co-fundador de Nube Online, director operativo y desarrollador web por vocación. Mi premisa es la honradez e innovación en cada uno de mis trabajos.

Página web

Nube Online